domingo, 20 de abril de 2014

RESUMEN DE UN CAMPEONATO



Después de mucho tiempo sin acercarme por estos lares vuelvo a ponerme, teclado en mano, a escribir sobre una de las competiciones más bonitas que he visto nunca, el baloncesto en estado puro, la inocencia de sus participantes, como todos ya sabréis hablo del Campeonato de España de Minibasket.

Tenía claro desde hace tiempo que quería asistir a este Campeonato, del que todos los que habían ido alguna vez hablaban maravillas. Pero también tenía claro que de asistir quería hacerlo como parte integrante del mismo. Solo tenía 3 opciones, la primera como jugador, cosa que es más que imposible, aunque me apure afeitándome, segunda como técnico, la cual todavía no he tenido la oportunidad, y por último la que me ha llevado a tierras gaditanas, como padre.

He seguido la preparación de este grupo de chicas desde el mismo día que se nombraron a Antonio
Pérez, Laura y Gloria como los encargados de ser el timón de esta valiosísima nave. Desde el primer momento sabía que las chicas estaban en buenas manos, tanto técnicas como de calidad humana. Los tres han hecho un trabajo encomiable, y desde aquí, como ya lo hice personalmente, quiero darles las gracias por todo el trabajo realizado y el trato hacia nuestras chicas, porque al final de todo yo creo que cada uno de nosotros, los padres, hacíamos como nuestras a todas las chicas, y eso se nota en el ambiente y marca diferencias. Muchas gracias a los tres de parte de todos los "papas y mamas".

En cuanto a la preparación pienso, ya que he asistido a todos los entrenos (menos uno y medio) y los partidos, que todo tenia o era, como diría Arguiñano "con fundamento", o sea, su porque de las cosas. Se buscaba un juego veloz con salida rápida de balón, constante presión defensiva, jugar continuos 1c1 buscando doblar el balón y sobre todo respetar espacios, todo ello buscando no cortar la improvisación de cada chica en ciertos momentos pero con orden. Un trabajo que poco a poco fue teniendo su recompensa en los amistosos programados.

Llegó la hora de salir para San Fernando, allí nos esperaba un grupo, a priori, bastante duro, aunque en estas edades todo son incógnitas. País Vasco, Extremadura y Castilla La Mancha, por este orden, eran nuestros rivales.


1º DIA - PAIS VASCO


Empezaba a rodar el Campeonato para las 12 guerreras. A priori se les veía a las vascas con mayor cuerpo y más fuerza. Todo era una incertidumbre. Se lanzó el balón al aire y sorpresa, las nuestras competían de tú a tú, sin achicarse, diciendo "eh, aquí estamos nosotras". Fueron 4 sextos muy igualados, dominando por fases en el marcador y no dejando que ellas se marcharan con sus arreones de juego. Según se desarrollaba el arbitraje las vascas tenían a su favor el permisivo contacto físico, algunas veces excesivo, pero seguíamos dando guerra.  El 5º sexto fue clave en el devenir del partido. País Vasco sacó ventaja de los emparejamientos y aplicó un parcial que hizo llevarse una renta de 8/9 pts. Fuimos al 6º intentando recortar la ventaja de ellas, pero esta vez no tuvimos la suerte o la fuerza necesaria para lograrlo y al final las vascas con un juego ya más cómodo para ellas lograron una brecha irreal entre ambos equipos. Perder de 20 fue demasiado castigo para lo visto en el campo.

A partir de ahora nos quedaba ganarlo todo para jugar por el ascenso.

2º DIA - EXTREMADURA

Era el día clave, el partido decisivo visto los resultados de la primera jornada. Extremadura había ganado
a CM cómodamente, por lo tanto ganando hoy nos daba plaza, casi segura, para luchar por el ascenso. Empezó el partido, con cambios en los quintetos con respecto al primer choque. Personalmente me gustaron esos cambios introducidos, compensaba más los sextos. Se vio desde el principio que éramos más agresivas en defensa y en ataque que ellas, como equipo. Ellas vivían de individualidades. Lo hicimos genial hasta el 5º sexto, nuevamente complicado. Íbamos 20 pocos arriba, doblando en el marcador, pero una racha anotadora de ellas hizo que se creyeran que podían meterse en el partido y sembró la duda en las nuestras. Cuando se calmaron las aguas volvimos a jugar como sabemos y la victoria nunca estuvo en peligro.

Quizás la diferencia de 12 puntos al final no refleja la verdadera diferencia entre ambos equipos. Sin que suene a favoritismo barato, yo creo que entre ambos equipos la diferencia estaría 25/30 a nuestro favor.

3ª DIA - CASTILLA LA MANCHA

Con el trabajo casi hecho, tocaba disfrutar, o eso pensaba yo. Personalmente estaba muy relajado con solo ver la rueda de calentamiento del rival. Ya avise que ganaríamos por k.o., era una predicción muy clara, éramos muy superiores. Fuimos una apisonadora, las nuestras cogieron el ritmo habitual y no lo dejaron hasta que finalizo el partido. Fue un buen partido para soltarse y coger confianza. La única pega era que si Extremadura ganaba al País Vasco de 5 pts. nos dejaba fuera de las semis por el ascenso, cosa muy difícil, pero siempre tienes ese “gusanillo”, aunque al final todo fue como marcaba el guion de la tranquilidad.
Tocaba disfrutar, jugábamos por el ascenso.

4º DIA – COMUNIDAD VALENCIANA

Nos tocó el “coco” para jugarnos el partido decisivo. 2 semanas antes habían jugado las valencianas
un amistoso contra Aragón (Grupo especial), ganaron de 20, y contra Cataluña (Campeón) y perdieron de 6. En mi opinión la Comunidad Valenciana estaba entre los 4 mejores equipos del Campeonato.
Salimos muy atenazadas y con exceso de pérdidas de balón por la asfixiante defensa de las valencianas durante los primeros 3 sextos. Nuestro rebote ni existía. 41-11 al descanso lo dice todo. No eran las nuestras, la situación les pudo, aunque en su favor tengo que decir que luchaban todos los balones y aunque no iba bien el partido no daban su brazo a torcer.
Del descanso salimos muy diferentes, jugamos de tú a tú a todo un equipazo, y mira que ellas buscaban el k.o. como un lobo a su presa. Pero dimos toda una lección de saber estar, de juego y de pundonor. 44-32 lo deja todo dicho en esos 3 sextos. Chapeau por estas chicas.
Personalmente esos 3 cuartos fueron los que más me gustaron durante todo el campeonato. Jugar de esa manera ante ese equipazo fue genial para los ojos, y aunque los acabamos perdiendo jugamos a un nivel que este equipo puede alcanzar y se podría hablar de cotas más altas. Quizá hablo con exceso de fanatismo, pero también porque creo en este conjunto, en estas 12 chicas, juntas tienen algo especial que las hace más fuertes como equipo.
Total, nos quedamos a las puertas de un ascenso que perdimos el primer día ante el País Vasco, aunque estoy convencido que si jugamos contra ellas al final las ganamos fijo.


Repasando los videos de los partidos, haciendo estadísticas fríamente, el mayor problema que tuvimos en los partidos difíciles fué el rebote, el cerrar como equipo nuestro aro, como es lógico. Pero no lo perdimos por que fuesen excesivamente altas, fue más por norma, por un saber hacer de nuestras rivales, mas trabajadas desde años en estos sentidos, o eso creo desde mi punto de vista. En cuanto a todos los partidos, y debido al ritmo de los mismos tuvimos excesivas pérdidas de balón. Ante Extremadura y Castilla La Mancha no es un problema, pero ante las vascas y valencianas nos hizo mucho daño.

Lo más positivo que se podía ver de este equipo fue la auténtica química que consiguieron tener, que hacía que lucharan todas al mismo son. Era un auténtico espectáculo ver como se tiraban a por cada balón dividido, a ayudar a una compañera, vamos que disfrutamos a mas no poder con su actitud durante todo el campeonato. Me sabría mal destacar a una u otra chica durante el campeonato, cosa que no voy a hacer, cada una tuvo su momento cumbre y su momento malo, pero aun en ese mal momento luchaban y lo daban todo. Tienen algo especial como equipo. Tenemos que cuidarlas.

Basket aparte, quiero tener unas palabras para esa gran familia que formamos los “papis”. Yo creo
que el buen rollo que tenían nuestras niñas se trasladó a los papas y eso siempre es de agradecer, ya que tuvimos muchos y buenos momentos que compartimos todos juntos y que seguramente recordaremos con el paso de los años, amén de muchas nuevas amistades forjadas esos días. Ojala perduren mucho en el tiempo. Seguramente nos iremos viendo en las “pistas”, más pronto que tarde, pero que sepáis todos que en el Puerto de Mazarrón tenéis un amigo para lo que necesitéis.

Por supuesto no quiero cerrar esta entrada sin decir lo orgulloso que estoy de mi hija Paula. Estoy muy contento por ella, vivir un Campeonato de España Mini desde donde ella lo ha vivido lo recordara toda su vida. Ese esfuerzo, sacrificio, juego por y para el equipo, mas esas lagrimas finales, no lo olvidare nunca.

A partir de ahora, finalizado este viaje, esta nueva estación, toca buscar nuevas metas. De San Fernando me traigo un montón de ideas, de cosas a compartir, de posibles proyectos, todo trabajado y pensado desde la cordura pero con el entusiasmo de la locura de un nuevo horizonte por descubrir. Lo que tengo claro es que, creyendo en lo que hagamos o proyectemos podremos derribar muros ahora infranqueables, siempre desde el trabajo y la humildad.


3 comentarios:

Eduardo Garrido Manresa dijo...

Enhorabuena por esa crónica, hecha por un buen experto. La verdad que tengo una envidia sana de no haber llegado a estar en el campeonato ya que mi hija dejó el grupo cuando sólo habían 15 chicas por motivos personales. Creo que, a la vista de los resultados, y de tus comentarios, el papel del equipo ha sido muy bueno, y por supuesto mejorable con trabajo y tesón. Lo mejor de todo es el grupo de chicas y técnicos que lo han formado, y a los que doy las gracias por el trato dado a mi hija las semanas que ha formado parte de ese equipo. Mucha suerte para el futuro. Saludos desde Archena. Eduardo Garrido

Francisco dijo...

Enhorabuena "consuegro" por esa Paula y ese campeonato.

Un abrazo

Antonio Ballesta dijo...

Gracias a ambos. La verdad que han sido unos dias dificiles de olvidar. Un abrazo.